Aunque siga haciendo un calor de la muerte, la sensación de que el final del verano llegó está instalada en nuestras mentes. Vuelta a casa, al trabajo, a las rutinas y lo más duro… a programar el despertador. Como sabes, Septiembre es uno de mis meses favoritos. Vivo en la nostalgia de la infancia, de estrenar cuaderno y lápices de colores. De olor a libros nuevos y forrar la carpeta con fotografías de la Super Pop. Ahora todo eso se sustituye por un proyecto nuevo que también estrena ...