Dar con la peluquería perfecta siempre ha sido tarea difícil. Conozco poca gente que este 100% satisfecha con su peluquería. Los motivos pueden ser varios. Bien porque no terminan de conectar con tu tipo de cabello, porque no te escuchan cuando les dices lo que te quieres hacer, o porque te dejas en sus manos y te hacen unos cortes imposibles de dominar luego en tu casa. En muchas peluquerías siempre te intentan vender la moto con sus productos y se crea una situación tensa, de compromiso. ...