¡Hola! Es de madrugada, tengo ojeras en plan oso panda, me duele cada rinconcito de mi cuerpo y aún me quedan miles de cosas por hacer. Pero no quería que llegase la Navidad y no desearos unas felices fiestas.   Están siendo unas navidades de locura. A penas me queda tiempo para respirar, pero deben ser así. Diciembre, al igual que Septiembre, es un mes de reflexión, de mirar hacia atrás, ver que ha pasado en todo el año y:  Tomar nota para mejorar aquellas cosas que no han salido como ...