25 días en Ibiza

Todavía recuerdo los comentarios cuando anuncié que pasaría 25 días en Ibiza a ver a mi marido que, por trabajo, lo habían destinado allí la mitad del verano.

“Uaauuu ¿Ibiza? que bien viven algunas” o “¡Qué bien te lo montas!, ¡qué suerte!” etc.

Ir a Ibiza en verano con casi lo puesto, a un piso de unos 25m2 para tres personas, sin a/a y sin ventanas es como hacerse el haraquiri. Tal cual. Pero nos echábamos de menos, Óliver necesitaba a su padre, yo también le necesitaba, tanto como necesitaba salir del estudio. Y él, Juan, nos necesitaba a nosotros. Así que no había nada más que pensar. Comenzaban mis vacaciones austeras pero cargadas de amor. Comenzaban mis 25 días en Ibiza.

Read More