Según mis archivos de Pocket, hace un año guardé la dirección del blog UNFANCY con el propósito de llevar a cabo el método más original que había visto para tener mi armario ordenado, no acumular ropa que nunca me ponía, no arruinarme con compras compulsivas y olvidarme del dichoso qué me pongo. Pero ahí quedó olvidado, con la etiqueta de “pendiente leer con atención” hasta que hace unos días, haciendo limpieza de enlaces, me volví a topar con el blog de Caroline y leí todo el ...