Start a story

Anuncié mi vuelta por mi stories de mi instagram hace unos 15 días.

La decisión y uno de los motivos de retomar el blog tras un año sin escribir, es porque Delp cumple 10 años. Y al darme cuenta de esto me plantee qué hacía con él. Si seguía manteniendo un espacio inerte donde estaba volcada media vida mía o si me atrevería robarle tiempo a mi familia y a mi casa para seguir con esta bitácora.

El tema del tiempo es relativo y contagioso. Contagioso porque lees y escuchas, vayas donde vayas, que nadie tiene tiempo. Todo el mundo está hasta arriba de trabajo, de proyectos, de historias varias. Y aunque el movimiento slow o el hygge lleva desde hace un tiempo muy de moda. Al final, no nos engañemos, en la mayoría de los casos, sólo se practica para cubrir un trozo de 1080×1080 pixeles de Instagram. Si no tengo tiempo es porque no lo gestiono bien. Punto.

El motivo de mi ausencia en el blog, el porqué deje de escribir, no viene dado por el tiempo precisamente por lo que acabo de explicar. El motivo real fueron las dudas y el no saber hacia dónde debía encaminar el blog.

Cuando empecé en el año 2008, la «burbuja blogueril» aún no había empezado aquí en España. Eramos unas cuantas por aquí contando nuestras historias. Hablando de experiencias, de la familia, de cremas del Mercadona y ropa de Zara. Pero lo hacíamos de forma ingenua, natural, sin más pretensiones que compartir nuestros gustos y aficiones con otras chicas, algunas blogueras otras no.

Poco a poco las cosas fueron cambiando, las marcas empezaron a fijarse en nosotras, se empezaba hablar de SEO, de escribir para Google, de palabras clave en negrita, del h1, h2 y la etiqueta alt en las fotos. Y para mí supuso un estrés y muchas dudas. Yo no quería escribir para Google, yo quería escribir para Maba, El Estilario, Girl from Lebanon, para Maituins… Y para otras chicas que leían mi blog y comentaban mis post.

Con el estallido de la burbuja blogueril, si seguía con mi idea de escribir sólo para mis lectoras sin hacer mucho caso a los consejos de Google probablemente otros blogs que cumplían con el gigante me pasarían por encima y eso fue lo que pasó. Me dio bajón y entonces dije: bueno voy hacer lo que hacen todas para conseguir más visibilidad. Como bloguera me fue más o menos bien. Y digo más o menos porque nunca terminé de hacer las cosas como lo hacían las demás. No era constante en las publicaciones, no salía mucho en redes, y no siempre cumplía con la estructura del post perfecto. Aún así me llamaron empresas para alguna campaña o presentación, tenía visitas, y comentarios. Sólo debía trabajar más en el blog, subir más fotos mías a Instagram y asistir a todos los saraos entre otras muchas más cosas. Invertí bastante dinero, el poco que tenía, en formación, fui a fiestas donde una vez allí sólo quería volverme a casa y escribí post sobre productos que sabía que no podría comprarme. Pero notaba que no terminaba de despegar. Y no lo hacía porque todo aquello que estaba haciendo no iba con mis valores y por consiguiente no le ponía todas las ganas que debía ponerle.

Si un día tenía que escribir sobre los vestidos de la gala de los Oscar porque era lo que todo el mundo quería ver ese día yo sinceramente quería escribir que estaba hecha un trapo porque había dormido fatal, o que había aceptado un trabajo de mierda, o que estaba disfrutando de algún momento especial.

Decidí parar, algo horrible porque la gente en este mundo te olvida rápido o te hace unfollow y hasta luego Mari Carmen. Hice un par de intentos de volver pero todos fallidos, hasta que pare de golpe hasta hoy.

Lo que ha sucedido para que vuelva es que ya tengo claro para quién quiero escribir y qué quiero escribir.

Quiero escribir para ti, quiero escribir sobre lo que me apetezca escribir en ese momento, sobre cómo me sientoEscribir de lo que me hace vivir, soñar, llorar, reír… vibrar.

Ya no me preocupa no hablar de las cosas que supuestamente quiere leer las audiencia. Aunque no digo que algún día lo haga porque hay algo en ese tema que me mueva por dentro y me interese de verdad.
Quiero que Delp sea un rincón especial para ti y para mi. Escribir es mi terapia personal, es mi forma de poner orden a mis pensamientos y mi mejor manera de transmitir mis sentimientos.

Si te gusta y quieres seguirme en esta nueva etapa, me haces muy feliz. Puedes suscribirte a mi newsletter a través del formulario que encontrarás en la barra lateral derecha. Pero si crees que no te voy aportar nada y te vas no pasa absolutamente nada. Con suerte en internet y en este mundo de blogs hay sitio para todos. Para los que leen y para los que son leídos.

Un abrazo

pat-gento

Estoy trabajando en el diseño del blog por lo que quizá vayas viendo cambios. Te pido disculpas si en algún momento ves que el blog no funciona correctamente.

12 replies on “ Start a story ”
  1. Guapa!
    qué bien que hayas vuelto. A mi me gusta mucho leerte. Estoy contigo en muchas de las cosas que has comentado, me identifico. Me pasó un poco igual con el blog.. me invitaban a sitios pero a los pocos que fuí me aburria y le quitaba tiempo a mi familia. Escribe sobre lo que te de la gana yo estaré al tanto de tus nuevos post, me encanta leerte. Besitos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.