El hábito de leer

el_hábito_de_leer

Recuerdo el verano del 2015 como el verano que más libros devoré. Había recuperado el hábito de leer y no podía sentirme más feliz y satisfecha.

Me había enganchado de nuevo a la droga de devorar páginas y páginas y pensé que mi adicción no se terminaría nunca. Estaba feliz por ello.

Sin embargo, al finalizar el verano y volver a casa la adicción se adormeció por el cansancio y la falta de tiempo libre. Cuando antes de dormir quería dedicar un rato a leer, el sueño podía conmigo y los libros se fueron acumulando sobre la mesilla de noche.

Si hay algo que añoro desde hace meses es volver a leer. Diariamente. Un libro que me transporte a otros mundos, donde conozca a personajes con los que me iría a tomar un café o de los que huiría si me cruzara por la calle. Devorar libros como el verano pasado y sentir esa angustia cuando termina el libro y no quieres que termine, o esa alegría cuando te llega uno nuevo y lees las primeras palabras. 

Cada noche, al irme a dormir, miro esa montaña de libros y me digo: mañana empiezo porque hoy no doy más de sí. Y ese mañana no llega… ¿A ti también te pasa?. Dime que si para no sentirme sola.

Dicen que necesitas 21 días para retomar un hábito. También dicen que si haces público las cosas en las que te comprometes sueles cumplirlas, o al menos te lo tomas más en serio. Imagino que por la cosa de no pasar vergüenza si no lo cumples y te preguntan. Así que aquí me tienes escribiendo mi compromiso:

∼ LEER ∼

Y con este hábito, iré sumando otros que me traen de cabeza. Los añadiré para no repetir la famosa frase: “tendría que…” acompañada de un suspiro, de un mal sabor de boca y de una pequeña angustia y sentimiento de culpabilidad que aunque sea mínimo ahí ronda y ocupa una parte de tus pensamientos.

Ya os iré avanzando por aquí o por mis rrss con que libro empiezo o con cual continuo, porque alguno se quedó a medias.

Sea que lo fuere quiero recuperar el hábito de leer y volverme a sentir como aquel verano pasado.

Feliz noche desde Delppat-gento

3 Comments

  1. Blanca octubre 26, 2016

    Sí Pat. Me siento 100 x 100 identificada contigo. A mí me pasa lo mismo. ¡Qué bonito es leer!

    Responder
    • Pat octubre 27, 2016

      ¡Gracias Blanca! Saber que no soy la única que anda con tanto lío que ni siquiera saca un hueco para la lectura reconforta. Pero bueno estoy con el reto y ¡para adelante!
      Un abrazo muy grande y espero vernos pronto :*

      Responder
  2. Pilar octubre 29, 2016

    Leer es maravilloso. Yo también he perdido ese hábito por falta de tiempo o por no distribuirlo bien. Cuando cojo un libro que me engancha y no puedo parar saco hasta el último instante para dedicarselo. Mmmmm porque no soy más constante, si es algo q me hace sentir tan bien? Ah! nunca he leido en la cama, me duermo a milisegundo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *