#Diario

Desde el Probador seguirá siendo Delp

Hace unos meses pregunté por Stories una duda que me rondaba por la cabeza durante mucho tiempo, en realidad más de un año. La duda: ¿cambio el nombre del blog?.

Me quedé sorprendida con el resultado y con algunos comentarios que me hicieron por privado. Lo que me hizo reflexionar bastante. Un 83% votó por un «Ni se te ocurra cambiar de nombre» y un 17% por «Inmediatamente».  

La historia del nombre, Desde El Probador, no va ligada al mundo de la moda, ni de la asesoría de imagen ni nada similar. Viene de algo más simple y más sencillo como que hace once años trabajaba en una tienda de ropa ubicada en una calle donde no pasaba ni el tato y me aburría como una ostra. Pasaba ocho horas dentro de esa tienda y una vez que terminaba de limpiar, de ordenar el almacén, colocar las perchas bien alineadas y repasar el stock, me quedaban unas cinco horas de mirar musarañas. Entonces buscaba cosas por internet, la mayoría de veces me aparecían blogs hasta que un día pensé: ¿y si hago mi propio blog a modo de diario?.

Siempre me ha gustado escribir, siempre he tenido cuadernos, diarios, he llenado agendas de momentos inolvidables. ¿Y si compartía todo eso con otra gente?.

Me puse manos a la obra y el primer paso era escoger un nombre, no fui muy original la verdad, pero quizá en mi subconsciente se encontraba el verdadero motivo por el que lo llamaría así. Y aunque no he sabido verlo, me lo han hecho ver algunos de los comentarios que recibí en aquel Stories con mi pregunta.

Lo llamé Desde El Probador porque prácticamente mis vistas durante ese tiempo eran los probadores de la tienda. Es verdad que también la moda era algo que por aquel entonces me gustaba mucho y alguna asesoría de imagen hacía así que no le di más vueltas y así lo llame. Años más tarde al crear por fin un logotipo lo abreviamos a Delp. Y así ha seguido.

Empecé a dudar del nombre cuando quise desvincularme del mundo de la Asesoría de Imagen.  Me parecía que el nombre daba a entender que el blog va sobre eso, lógico porque nombro un probador. Pero ya no quería hablar sobre moda ni tendencias, sino de cosas más simples. Había vuelto a los inicios; contar mi vida y mi forma de entenderla. Entonces surgió la duda de cambiar el nombre.

El pueblo es soberano, el pueblo manda y voy a hacerle caso. Delp seguirá siendo Delp.

Y no solo porque más de un 80% de personas que me siguen hayan votado que así sea, sino porque hubo una de ellas, una persona muy especial en mi vida y que me ha ayudado muchísimo en momentos difíciles, que me abrió los ojos y me mostró que un probador no siempre puede estar asociado a ropa, moda o complementos sino que puede ir más allá…

Un probador es un lugar donde una persona se desnuda, normalmente lo hace a solas, y allí dentro suceden cosas por la mente de esa persona: afloran inseguridades cuando el reflejo del espejo muestra lo que no quiere ver, también alegrías cuando lo que ve gusta. A veces, esa persona, descubre cosas de ella misma que ignoraba y a veces toman fuerza esas afirmaciones que no quería admitir. En un probador no solo se desnuda un cuerpo, también lo hace la mente.

En Delp me he desnudado a través de la escritura. He contado historias que dicen mucho de mí, he hablado de mis inseguridades, de mis pasiones, he confirmado mis defectos y mis virtudes y he dado la vuelta al espejo para que tú, que lees los post, me veas tal y cómo soy.

Mi blog debe seguir llamándose Delp porque seguiré entrando al probador para que me veas tal y como soy. 

Espero verte la próxima vez que entre.

¡Un abrazo!

Patricia

5 Comments

  1. Elena

    mayo 15, 2019 at 22:06

    ¡Larga vida a Delp!

    1. Pat

      mayo 16, 2019 at 10:14

      ¡Olé! larga vida a Delp ;P
      ¡Un besazo Elena!

    1. Pat

      mayo 16, 2019 at 10:12

      Jajajaja, mil gracias Xisca.
      ¡Besazos!

  2. Cecilia

    julio 20, 2019 at 12:29

    ¡ Me encanto el sabio análisis del probador ! . Por muchos años mas Delp.
    Besos Pat.

Tu opinión es importante para mi

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.